domingo, 19 de octubre de 2008

El Peronismo en Salta

Historia política
El Peronismo en Salta 1983 – 2007

Este texto se escribe por un lado para analizar al Peronismo en Salta y por otro lado para establecer hasta donde llega este movimiento político, en la política salteña.
La Dictadura Militar llega hasta 1983, y comienza un nuevo periodo democrático, que se compone de los siguientes gobiernos: Roberto Romero Partido Justicialista 1983-1987; Hernán Cornejo PJ 1987-1991; Roberto Ulloa Partido Renovador 1991-1995; y Juan Carlos Romero PJ 1995-2007. Este periodo que se extiende por 24 años, descontando los 4 años de Ulloa, cuenta con 20 años de gobernadores que supuestamente pertenecerían al Partido Justicialista o bien serian miembros del Movimiento Nacional Justicialista y la excepción que es el gobierno de Ulloa, que es Conservador.
Para analizar a los distintos gobiernos, se va a explicitar en este caso que se entiende por Peronismo. Partiendo que este movimiento político fue y es una fuerza eminentemente revolucionaria y que entre uno de sus fundamentales postulados está la creación de puestos de trabajo para el beneficio de la población, y se va a dejar de manera deliberada otras variables como ser las sociales o políticas. Como tal no se analizara el trabajo en si mismo sino que se va a entender que el Peronismo, como expresión política, reivindico el trabajo como la principal herramienta para el progreso.
Si se entiende que el Peronismo, fue y es creador de fuentes de trabajo, en los gobiernos de Roberto Romero y Hernán Cornejo se produjo, en el primer gobierno la creación de una gran cantidad de empleos públicos que incrementaron la planta administrativa del Estado en 10.000 puestos de trabajos y con respecto al segundo gobierno, si bien no creo mas puestos de trabajos, se dedico Cornejo a mantener los puestos de trabajo creados con anterioridad. Con el advenimiento del gobierno de Ulloa y coherente con su ideología conservadora y neoliberal, procede a la cesantía de 5.000 empleados públicos. Después Juan Carlos Romero, procede de igual manera cesantear a 5.000 empleados públicos más.
Entonces se puede concluir que el Peronismo como fuerza política, como una expresión de progreso, en el caso de Salta, llega hasta 1991, cuando termina el gobierno de Hernán Cornejo.
Publicar un comentario